ENERGÍA DE HOY

Nuevo impulso a la electromovilidad en Chile

Aumentar el número de vehículos eléctricos; incrementar las estaciones de carga;  desarrollar proyectos de investigación y formar capital humano, son algunos de los compromisos adoptados por 38 empresas con el Gobierno en pro de fomentar la electromovilidad en Chile.

A fines de 2017, el Gobierno anterior firmó un compromiso público-privado con 20 actores del quehacer nacional para dar un empujón real a la electromovilidad. A fines de 2018, el actual Gobierno hizo lo mismo, esta vez con 38 empresas, instituciones del Estado y universidades.

Chile tiene una meta que cumplir al 2050. Esta es que el 40 por ciento de los automóviles particulares y el 100 por ciento del transporte público sean eléctricos.

Con miras a lograrla,  se trabaja con visión de país. 
La ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, manifestó durante la firma del convenio, que “la electromovilidad es fundamental para la reducción de emisiones y del ruido ambiental, que son los principales agentes contaminantes que tenemos en Chile y en nuestra capital”.

En tanto, su par de Energía, Susana Jiménez, señaló: “Queremos liderar la irrupción de la electromovilidad en América Latina, e impulsar el desarrollo de tecnologías e innovaciones en el transporte eléctrico. Este camino tenemos que construirlo en conjunto desde el mundo público y el mundo privado, y por eso es importante el acuerdo que hemos firmado”.

En la actividad, se dio a conocer la nueva aplicación EcoCarga, que muestra las electrolineras en línea disponible para Android en play store y, próximamente, para IPhone en APP Store. También se anunció la plataforma en desarrollo  www.energia.gob.cl/electromovilidad.

Los acuerdos

El documento establece compromisos concretos. Copec  extenderá su red de cargadores en 19 puntos, cubriendo más de 1.000 kilómetros en distintas rutas del país. Estos dispositivos permiten cargar el 80  por ciento de la batería en 20  minutos.

Por su parte, Turbus, pondrá en operaciones el primer bus interurbano de Latinoamérica y aumentará su flota eléctrica en la medida que las ventajas sean satisfactorias. Este vehículo contará a con una autonomía de 250 kilómetros y comenzará a operar a principios de 2019 entre Santiago-Rancagua.

Enel, asimismo, declara que de su actual red de puntos de carga que alcanza a 35, llegará a 100 distribuidos en todo Chile, entre otros compromisos. Para 2019, la empresa Engie espera superar el centenar de puntos de carga públicos y privados en Santiago y regiones. A la vez, implementará cien buses eléctricos en la capital durante el primer trimestre de este año.

La iniciativa busca difundir en Chile las ventajas de la movilidad eléctrica, y promover este cambio en el transporte nacional. No olvidemos que cambiar un vehículo particular a bencina por uno eléctrico significa no consumir más de 1.400 litros de bencina y dejar de emitir más de 3 toneladas de CO2 al año.


Comparte esta Nota:

VOLVER