TECNOLOGÍA DEL MAÑANA

Vacunas a la medida de cada paciente

En algunos años más el diagnóstico de cáncer dejará de tener las connotaciones actuales. Mediante una biopsia se secuenciará el tejido tumoral, y con esa información se elaborará una vacuna personalizada para el enfermo o enferma. Una demostración más de hacia dónde camina la investigación científica y los beneficios que traerá a la Humanidad.

¡Por supuesto! Los primeros productos serán caros e inalcanzables para muchos. Pero, luego, su necesario desarrollo deberá ir reduciendo el impacto de su precio y surgirán alternativas que los abaraten. Así, el cáncer y otros males llegarán a transformarse en el futuro en un problema más de salud, completamente curables.

La inmunoterapia que utiliza el propio sistema del paciente para atacar los tumores, es uno de los campos prometedores de la medicina. Se avanza en obtener vacunas únicas que estimulen el sistema inmunológico y reaccionen contra  tumores específicos.  Es decir, vacunas personalizadas.

Neontígenos

Durante años, los científicos han investigado la posibilidad de que la mayor fortaleza  del cáncer, su capacidad para mutar y crecer, también fuese  su  debilidad. Por ello, la composición de cada vacuna se basaría en las características del ADN tumoral de cada paciente, por lo cual habría que crear un tratamiento único para cada persona.

Así, se requiere que los científicos caractericen completamente el tumor, identifiquen las mutaciones más apropiadas (neoantígenos) y diseñen la vacuna que estimularía el sistema inmunológico para luchar contra estos objetivos. Es decir, una vacuna adaptada al perfil de mutaciones únicas del tumor.

Ya hay varias empresas de biotecnología que avanzan en el desarrollo de terapias dirigidas a los neoantígenos.

Genentech y BionTech lanzaron en diciembre pasado una ronda de pruebas  contra más de 10 tipos de cáncer, las que probaron en 560 pacientes. Pero no son las únicas. A finales de 2017, Moderna, en Estados Unidos, anunció que iniciaría iniciar ensayos en humanos con una vacuna dirigida a tumores sólidos. Y este año,  Neon Therapeutics, informó que trató a sus primeros pacientes. 

Los expertos coinciden en que el futuro de la vacunología pasará por el diseño de productos a la medida de la genética de cada individuo. Y como se deben bajar sus costos, se proyecta  que se elaborarán vacunas en el interior de cristales con nanopartículas adheridas a un parche para pegar en la piel u otras insertadas en frutas u otros alimentos.


Comparte esta Nota:

VOLVER